Mis vídeos publicados

Loading...

lunes, 11 de febrero de 2013

Cómo utilizar la laca



Son pocas las mujeres que no tienen laca en su cuarto de baño… ¡pero también son pocas las que saben utilizarla adecuadamente! ¿Basta con utilizarla en las puntas para conseguir el peinado que deseamos o también se ha de aplicar en las raíces? Y, de entre todas las lacas que existen, ¿cuáles hemos de utilizar en cada caso? Te damos algunos consejos para que le saques todo el partido.
Sea cual sea tu tipo de cabello, hay una laca para ti: para cabellos ondulados, secos, teñidos, que protegen de los rayos UV o sin perfumes.
  • Has de escoger la laca en función de tu tipo de cabello pero también según las necesidades de tu peinado. Si lo que quieres es que tu cabello conserve un movimiento natural, escoge una laca ligera. Sin embargo, si lo que quieres es que tu peinado resista vientos y mareas opta por una laca de fijación fuerte. Si has pasado mucho tiempo para hacerte un peinado muy elaborado, escoge sin duda una laca de fijación extra-fuerte.

    Las reglas de oro


    Truco 1:
    Las lacas de hoy en día no dejan el cabello pegajoso. Para sacar el máximo partido de sus fórmulas, vaporízala a unos 30 centímetros de tu cabello efectuando movimientos circulares continuos.
    Truco 2:
    Asegúrate antes de aplicártela de que la boquilla de la laca no esté obstruida, sino corres el riesgo de no conseguir ese ligero soplo.
    Truco 3:
    Para dar más volumen a tu cabello, vaporiza la laca mientras sacudes tu cabello con la cabeza inclinada hacia abajo. Levanta la cabeza y aplícate un poco de laca debajo de cada mechón. Deja secar cada mechón antes de pasar al siguiente.
    Truco 4:
    Consejo para las mujeres que llevan la media melena: levanta delicadamente el cabello de la parte superior de la cabeza y aplícate laca alrededor hacia las puntas. Esta técnica da un acabado fantástico sobre los mechones laterales.
    Truco 5:
    Cuidado, si tu cuero cabelludo es sensible, has de saber que la laca contiene alcohol y puede secar el cabello y el cuero cabelludo. Para evitarlo, vaporiza la laca únicamente en las puntas.
    Truco 6:
    Para dar resistencia y ligereza a tu cabello, vaporiza la laca y pásate a continuación la plancha o las tenacillas. Fija tu peinado con un segundo soplo de laca. Los peluqueros profesionales utilizan esta técnica en los backstages de los grandes desfiles.
    Truco 7:
    La laca puede ayudarte a luchar contra las raíces grasas. ¿Tu flequillo se vuelve graso antes que el resto de tu cabello? Después de lavarlo, enróllalo sobre un cepillo redondo para alejarlo de tu frente y vaporiza una pequeña cantidad de laca. El resultado es espectacular.
    Truco 8:
    Si tu cabello es graso, evita las lacas que aportan brillo.
    Truco 9:
    Para dominar los mechones más rebeldes puedes vaporizar un poco de laca en tus manos y pasarlas sobre ellos.
    Truco 10:
    La laca también puede servirte para embellecer tus cejas, basta con aplicar un poco de laca en tu cepillo de cejas antes de pasártelo. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario